GRACIAS POR FUMAR

 

Thank you for smoking

Director: Jason Reitman.

Guión: Jason Reitman, basado en la novela de Christopher Buckley

Intérpretes: Aaron Eckhardt, J K. Simmons, Cameron Bright, David Koechner, Katie Holmes, Robert Duvall.

Música: Rolfe Kent.

Fotografía: Jim Whitaker

EEUU. 2005. 93 minutos.

 

Capra en el país de los ciegos

 

Antes de cimentar su fama y llenar cines con Juno – probablemente el sleeper del año 2008-, Jason Reitman adaptó para el cine la novela Thank you for smoking de Christopher Buckley. Dejó credenciales de audacia y una clase holgada de cinismo más la destreza narrativa propia de la nueva escuela de comedia americana, cualidades al menos las dos primeras heredadas de en buena medida del sustrato literario pero bien alambicadas en el libreto firmado por el propio Reitman. No nos engañemos, Thank you for smoking es una fábula capriana con todas las de la ley, aunque previa manipulación (/anulación/traslación a otros parámetros casi opuestos) de los pilares ideológicos del optimismo crítico rooseveltiano que se fijaban en las obras del realizador de Lost Horizon. De hecho, el filme no esconde su baza, y en un momento del metraje, en el instante en que el protagonista Nick Naylor debe enfrentarse a una incomodísima comparecencia en el Congreso, el personaje encarnado por Aaron Eckhardt suelta el guiño a Capra, pues dice sentirse como James Stewart en Caballero sin espada.

 

Deportividad

 

El filme nos narra los duros avatares de Nick Naylor, un magnífico orador que trabaja por cuenta del lobby del tabaco, y por tanto, dando sentido al título de la novela y filme, defiende las ventajas de fumar entre la población norteamericana. Sobre el papel ya reconocemos que se trata de una papeleta complicada, y realmente la forma escogida por el filme para ponernos en situación no puede ser más reveladora: Naylor participa en un talk-show televisivo en el que se discute sobre tabaco, y entre sus contertulios se halla un adolescente enfermo de cáncer. Así explicado suena gravísimo, pero no hay esa gravedad en el tono del filme (narrado en off por Naylor), de igual modo que no hay condicionantes éticos en el modo de actuar y decidir del protagonista. Ello se debe, claro, a la adscripción genérica del filme, el desenfado propio de una comedia, que pasa por el fino tamiz de la ironía las componendas dramáticas. Y al servicio de esa ironía se sitúa un discurso basado en la celebración del individualismo: Naylor no hace otra cosa que valerse de sus armas para sobrevivir en un entorno hostil. Porque hostiles son el politicastro que quiere hacer de la lucha contra el tabaco un caballo de batalla político (William H. Macy) o la periodista que le sonsaca información con malas artes (Katie Holmes), pero también es hostil el jefe de Naylor y, en definitiva, la respuesta que le espera en cada foro donde le toca defender los parabienes del tabaco.  Pero Naylor se lo toma con deportividad, según vemos que trata de inculcarle a su hijo, y con él, a los espectadores: más que hablarnos de la responsabilidad individual frente a la hipocresía colectiva, la película nos viene a decir que en un mundo el único escrúpulo se basa en lo crematístico, da igual de qué lado estés con tal de que tengas algo que aportar a la causa para la que te elijan.

 

¿Fumar?

 

En tan desolado paisaje alegórico, lo mejor del filme son sin duda las pullas con las que se contravienen los clichés caprianos (v.gr. esas reuniones entre Naylor y otros dos representantes de lobbies igualmente mal vistos e igualmente lucrativos: el del alcohol y el de las armas) o las bromas maliciosas a costa del magnate del tabaco que incorpora Robert Duvall o del magnate del cine que interpreta Rob Lowe (que tiene la genial idea de hacer fumar a Brad Pitt para inducir al inconsciente colectivo). Aunque para bromas malévolas, la más intencionada se halla sin duda en el completo metraje de la película, los noventa y tres minutos durante los cuales no vemos a nadie fumarse un cigarrillo.

http://www.imdb.com/title/tt0427944/

Todas las imágenes pertenecen a sus autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s