DESAFIO TOTAL

 

Total Recall.

Director: Paul Verhoeven.

Guión: Dan O’Bannon, Ronald Shussett y  Gary Goldman, basado en una novela de Philip K. Dick.

Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Rachel Ticotin, Sharon Stone, Michael Ironside, Ronnie Cox, Marshall Bell.

Música: Jerry Goldsmith.

Fotografía: Jost Vacano.

EEUU. 1990. 109 minutos.

 

Tras Robocop

 

No sólo nos hallamos ante una de las pocas películas de la musculada filmografía de Schwarzenegger que son dignas de mención. Total Recall pasa por ser, junto con Robocop, los mejores exponentes del cine realizado en Estados Unidos por el bueno de Paul Verhoeven. Cierto es que ambas películas presentan diferencias sustanciales, no tanto por su temática –al fin y al cabo nos hallamos ante dos obras de ciencia-ficción que contienen ya en su propia premisa aceradas reflexiones político-económicas- como por la propia idiosincrasia de producción: con Total Recall Verhoeven se pasa a la primera división del cine mainstream (ahí radica la presencia de un peso tan pesado en kilos y taquilla como Arnie), y el filme fue el mayor lanzamiento veraniego de los estudios en aquel año de su realización, 1990. Esta filiación a otros parámetros, más industriales (contrapuestos a la esencia de serie B que caracterizaba gloriosamente el filme Robocop), se nota en el apabullante aparato técnico (tanto en los efectos especiales y maquillaje como sobretodo el diseño de producción: la recreación del planeta rojo, los escenarios de Venusville o del enorme reactor alienígena, así como el resto de espacios –y aderezos- futuristas que describen una ciudad cualquiera de la Tierra), se nota en ciertas servidumbres a los alardes del action-hero (por muchas peripecias que atribulen a Doug Quaid/Schwarzenegger, precisamente conociendo al actor y lo que su presencia conlleva, sabemos que siempre saldrá bien parado), y, en relación con lo anterior, la concesión a un tono narrativo de cuadrícula convencional  (la mayor contraposición con Robocop, en todo momento caracterizada por su sucio hiperrealismo y una constante sensación de peligro y tensión).

 

 

Bienes naturales en conflicto

 

Felizmente, no todo son corsés creativos, y Verhoeven también sabe sacar réditos de la enjundia económica de la película, o aún más, servirse de la violencia descarnada como coda de una narración precisa, densa en su planteamiento y rica en el subtexto de sus líneas argumentales. Total Recall no renuncia en ningún momento a su planteamiento dentro de los parámetros del cine de acción, pero sabe mantener al mismo tiempo el magnífico pulso temático que se halla en el sustrato del filme (obra de Philip K. Dick, y magníficamente adaptado a screen por dos de los artífices de Alien): junto a las persecuciones, disparos y puñetazos vamos entrando y conociendo con cierto detalle los problemas político-económicos a que me refería previamente: la visión de una Marte tercermundista y colonizada, con un gobierno títere de intereses espurios (se cita el armamentístico), con las perniciosas consecuencias para una población esclavizada de facto e incluso mutilada (son mutantes porque han respirado aire contaminado), y todo ello en la coda de algo tan poco fantasioso como los mecanismos de conflicto de los bienes naturales.

 

 

Memoria

 

Quizá recapitulando diversos ítems que se han ido desgranando en lo precedente, quizá introduciendo una digresión, vuelvo a comparar Total Recall con Robocop para deducir que Verhoeven vehicula en ambos filmes una pareja esencia narrativa (al potenciarla en imágenes) de raigambre dramática y hasta filosófica, por cuanto ambas historias (y ambos protagonistas, Murphy y Quaid) desatan sus conflictos, y por tanto el devenir de la función, mediante los mecanismos de la memoria, en ambos casos una memoria que se había borrado (deshumanizándolos) pero que tanto Murphy como Quaid podrán recuperar no sin esfuerzo y dolor, para enfrentarse, cual David contra Goliat, al mecanizado y corrupto sistema imperante, el mismo que les creó para fines diametralmente opuestos a los que esa integridad, ese humanismo recobrado, acaba proponiendo (en ese sentido, véase que Ronnie Cox/Coohagen repite su rol de villain burócrata, aprovechando Verhoeven el sesgo más fantástico de la presente obra para perfilar con mayor patetismo su unívoca e inmoral crueldad).

http://www.imdb.com/title/tt0100802/

http://www.rottentomatoes.com/m/total_recall/

Todas las imágenes pertenecen a sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s