ESPLENDOR EN LA HIERBA

Splendor in the Grass

Director: Elia Kazan.

Guión: Walter Inge.

Intérpretes: Warren Beatty, Natalie Wood, Pat Hingle, Audrey Christie, Barbara Loden, Zohra Lambert, Gary Lockwood.

Música: David Amram.

Fotografía: Boris Kaufman

EEUU. 1961. 124 minutos.

 

Conflictos generacionales

     Nos situamos en las postrimerías de la prolífica y a mi entender brillante carrera cinematográfica de Elia Kazan. Con esta Splendor in the Grass nos propone un acerado y doliente retrato de los conflictos generacionales en el seno familiar, y ello en el marco de la contextualización histórica en los años del crack bursatil del 29.

 

Carga emocional

       No yerran los analistas que le reprochan al filme una cierta dejadez formal, patente en la resolución algo acelerada de algunas escenas o en el tránsito entre situaciones narrativas diversas. Sin embargo, debo efectuar dos matices: primero, que la película contiene resoluciones visuales de lo más inspiradas –v.gr. el encuadre de Natalie Wood enloquecida huyendo del coche del chico equivocado-, y segundo, y en líneas generales, que esa forma poco canónica de entender la puesta en escena por Kazan es sin duda deliberada, y buena prueba de ello es que la carga emocional de la película no se resiente en absoluto. Una carga emocional que entona, constante el completo metraje, la canción desconsolada de la incomprensión intergeneracional y sus perniciosas consecuencias de todo orden. El portentoso guión del filme, y la subjetividad en el acercamiento a los personajes y a los clichés que los condicionan como seres sociales –no hay escena de la película que no contenga un enfoque, en mayor o menor medida, sociológico: se radiografía el comportamiento de los padres con los hijos, de los adolescentes en clase, en el vestuario o en una fiesta…- arrastran al espectador en el vendaval de acontecimientos que van jalonando la función y que van perfilando este tratado cinematográfico que los es de tamáticas tan escabrosas como incómodas, para un cineasta de entonces igual que para los de hoy. Porque, no nos engañemos, hablar de neurosis o de represión sexual, en ese contexto de deconstrucción sociológica, es aún una tarea ardua. O dicho de otro modo: no vamos hoy muy sobrados de Elia Kazans. Más bien lo contrario.

 

Kazan y la belleza

     El desenlace, viva imagen de la renuncia, se mantiene medio siglo más tarde como un momento cinematográfico bellísimo, que culmina este portentoso melodrama con la honestidad que reside en la tristeza. Conclusión narrativa que cohesiona diría que con la completa filmografía del autor de On the Waterfront, un cineasta que abanderó la modernidad en Hollywood por idéntica vía que tipos como Samuel Fuller o Nicholas Ray: desde el arrebato lírico, y desde el estudio psicológico  de lo que anida bajo la superficie. 

http://www.imdb.com/title/tt0055471/

http://en.wikipedia.org/wiki/Splendor_in_the_Grass

http://www.filmsite.org/sple.html

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s