TETRO

Tetro

Director: Francis Ford Coppola.

Guión: Francis Ford Coppola

Intérpretes: Vincent Gallo, Alden Ehrenreich, Maribel Verdú, Klaus Maria Brendauer, Rodrigo de la Serna, Carmen Maura.

Música: Osvaldo Golijov.

Fotografía: Mihai  Malaimare jr

Montaje: Walter Murch

EEUU-Argentina-España-Italia. 2008. 127 minutos.

Rendir cuentas

        Que después de diez años de inactividad Coppola haya concatenado dos proyectos seguidos significa algo. Que ha encontrado un filón, creativa, artísticamente hablando. Youth without youth y Tetro son, cierto es, dos obras controvertidas, pero hay una mayor innegable: Coppola no está probando, no está dando bandazos, sino que existe una coherencia bien patente entre los dos proyectos, una linea delimitada por la personalidad, motivaciones y recursos particulares del autor de Apocalypse Now en este momento de su carrera. Por ello, puedo reproducir aquí lo que ya dije de la obra precedente: Tetro no es una película alimenticia, más bien lo contrario: la vocación comercial parece reñida con esta propuesta de Coppola. El director parece haber conciliado sus ansias creativas con el único a quien, al fin y al cabo –al menos a estas alturas de su carrera-, debe rendir cuentas: con él mismo; así, Youth without youth era una adaptación improbable de una obra de resortes eminentemente filosóficos, y Tetro es una reformulación particularísima, imparangonable, de ciertos postulados del melo y de la tragedia clásica. Es decir, Coppola se caracteriza, en estas dos obras, por dar cauce a su indomeñable afán por utilizar el cine como una vía de exploración narrativa y lírica. Algo, evidentemente, muy venenoso para la taquilla y muy peligroso respecto de la recepción crítica, que nunca sabes hacia donde tensará la cuerda. Qué más da.

 tetro

Tras La Conversación

        De hecho, y sin matizar lo expuesto, en ciertos aspectos puede considerarse Youth without youth como un campo de pruebas para esta posterior Tetro. Hablo de las condiciones de producción, y de la libertad creativa que ello promueve, pero también sus peajes en la manufactura artística. Youth without youth era una modesta coproducción rumano-franco-italiana,  rodada en Rumanía, y distribuída por Pathé; aquí están implicados cuatro países en la coproducción (Estados Unidos, Argentina, España e Italia), y la obra, rodada íntegramente en Argentina, está distribuída por Alta Films. Coppola actúa en ambos casos como productor y guionista, amén de director, y se rodea de un elenco técnico en el que sus viejos aliados (Fred Roos como productor ejecutivo, Walter Murch como montador de sonido) se conjugan con otros peritos jóvenes y con quienes Coppola ha alcanzado cierta sintonía (el operador lumínico Mihai  Malaimare jr y el compositor Osvaldo Golijov). Si en Youth… Coppola parecía probar sus límites como ilustrador (por la naturaleza del relato a ilustrar), aquí da rienda suelta a su vena creativa. De hecho, Tetro es uno de los pocos guiones originales de Coppola, y el primero que él mismo convierte en película desde que estrenara The Conversation, y de eso hace treinta y cinco años.

 tetro-leg

La familia

        Parece ser que Coppola escribió tiempo ha, y en un par de hojas, una serie de notas sobre la historia que al final se materializó en el filme, notas que hablaban de un hermano menor que emprende la búsqueda de su hermano mayor, quien había abandonado a la familia airado, maldeciéndola. A partir de aquí, Coppola desarrolla un texto en el que se nota su afán por recrearse en los sentimientos exacerbados entorno a esas relaciones enquistadas en el seno de la familia, sombras de fantasmas del pasado, secretos y traiciones. Y para imprimir ese relato, utilizándolo a veces como catalizador, como paráfrasis o como ventana simbólica, Coppola añadió otros grandes ítems que le han incumbido personal y profesionalmente desde los tiempos de One from the heart: el doloroso proceso de creación artística, nociones sobre la asunción del éxito y el fracaso, y una cínica mirada sobre el peso mediático de la caprichosa crítica (individualizado en el personaje de Alone, Carmen Maura, un personaje de todo punto ajeno a la historia, pero que Coppola quiso hacer encajar para certificar su discurso). Todo condensado, hasta límites a menudo insospechados, primando siempre la fuerza expresiva a todo lo demás, de lo que espora un a veces acusado sentido de la teatralidad (he aquí la sombra de las nociones de modernidad contenidas en One from the heart, aunque aplicadas a otro formato narrativo, y, por supuesto, planteadas desde la mayor contención presupuestaria), una vena lírica y una vocación alegórica que se impone netamente a cualquier resorte convencional en el tratamiento de la narración, su estructura o incluso su tono.

 

Universo Coppola

         Esa voluntad de liberarse de corsés y de anclarse en una cierta irrealidad, lleva a Coppola a engendrar un universo narrativo con propias normas, y con una dramaturgia deliberadamente afectada. Para ello se sirve de la composición lumínica en blanco y negro, que genera más acusados contrastes conforme el relato avanza, se ensombrece. Se sirve de la rara comicidad que ilustra algunos pasajes y personajes, llegando a plantear gags o a recurrir a soluciones que bordean lo kitsch, tratando en todo caso que el contexto dulcifique el texto. Se sirve de unos flashbacks rodados en color, y en pantalla cuadrada en oposición al widescreen, algunos de ellos que reproducen secuencias del pasado, todas ellos fuertemente impregnadas del hálito subjetivo de quien las convoca, y otras –que, parece ser, son las preferidas de la crítica generalizada,  coincidente en alabar el talento del autor impreso en ellas- en los que la evocación del pasado se efectúa mediante referencias de ballet o teatrales u operísticas (en diversas ocasiones, citando y/u homenajeando la visión de Michael Powell y Emeric Pressburger de Los cuentos de Hoffman). Se sirve de una escenografía particularmente cuidadosa, que habilita a menudo juegos de reflejos con espejos cuando compone situaciones en el interior del piso de Tetro/Angelo, donde las dudas y los resquemores entre hermanos se van forjando; y, conforme decide detonar los conflictos –la secuencia en el jardín del psiquiátrico, el accidente de tráfico, el viaje a la Patagonia, el desenlace de la función-, se muestra deslumbrante en la elucubración de fórmulas visuales que, amén de su plasticidad, arrastran las imágenes hacia lo ingrávido, lo poético, lo sublime.

http://www.imdb.com/title/tt0964185/

http://www.tetro.com/

http://www.quinzaine-realisateurs.com/films/14205/Tetro.html

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s