EL CÓDIGO DA VINCI

The Da Vinci Code

Director: Ron Howard

Guión: Akiva Goldsman, basado en la novela de Dan Brown.

Intérpretes: Tom Hanks, Audrey Tautou, Ian McKellen, Jean Reno, Paul Bettany, Alfred Molina, Jürgen Prochnow.

Música: Hans Zimmer.

Fotografía: Salvatore Totino

Montaje: Daniel P. Hanley y Mike Hill

EEUU. 2006. 140 minutos.

 

El fenómeno Dan Brown

        Si alguien se espera que yo contribuya, ni que sea un ápice, a controversias o disquisiciones con apariencia de elevadas sobre el tenor, responsabilidad o rigor histórico de las (presuntas) teorías de la obra de Dan Brown o del filme que lo adapta, se equivoca de medio a medio. Baste decir que si necesito referentes para entender la Fe o el sentido de la vida para el bien de mi salud mental (y espiritual) no se me ocurrirá buscarlos en un descarado producto de consumo como el que tengo entre manos, un auténtico fenómeno mercantil de pornográficos réditos al respecto del cual sólo debo decir que me entristece de igual modo que muchos otros booms mediáticos impuestos en esta senda hacia la uniformidad a la que en materia de consumo nos vemos cada vez más y más abocados en estos tiempos de globalización, coda de la que (¡ay!) parece que no va a librarse la cultura (aún a riesgo de que, por culpa de esa uniformidad, además basada en productos efectistas de fácil consumo, vaya vaciándose de contenido).

 

        Vendavales narrativos

        Así que no estoy yo por la labor de demonizar en lo apologético la tarea de Brown (ni siquiera en el apartado literario, pues no me he dignado a leer su obra) ni por ensalzarlo en base a supuestas dudas de Fe que me casen con la velada modernidad de sus pseudo-teorías. Acotada mi indiferencia al respecto, me centraré en la película de Ron Howard que lo adapta, en relación a la cual lo primero que debo decir es que probablemente se trate de una adaptación muy literal, por cuanto The DaVinci code narra de forma estrepitosa todos los acontecimientos que se van concatenando y que van abriendo o cerrando puertas (a menudo de la forma más tramposa) en la investigación que se pone en la picota argumental. En el filme no hay tiempo para la presentación de los personajes –y de eso se resiente mucho-, no hay oxígeno entre el peloteo constante de informaciones que se van cruzando entre Langdom y su acompañante, no hay calma entre las incesantes secuencias de acción o de confesiones trascendentes, no hay tregua para el espectador. Ron Howard, que es un buen artesano, sabe que se trata de –y sólo de- concatenar un torbellino de imágenes, y arrastrar al espectador en su vendaval narrativo, no ya para que no piense –y no se dé cuenta de los muchos goles que pretenden colarle contraviniendo las más elementales normas de la congruencia narrativa- sino porque, como he dicho antes, se trata de crear un producto main stream, de consumo fácil. Y no negaré que en esos códigos Howard de buenas muestras de su artesanía, estilizando las imágenes, sirviéndose de una partitura y una fotografía de lo más efectista (y resultona), valiéndose de unos magníficos efectos especiales para conseguir secuencias espectaculares, y efectuando esa especie de turismo cinematográfico de baja estofa al estilo de cualquier película de James Bond, por mucho que en el itinerario de Brown-Howard por Paris y Londres abunden mucho más los castillos y las iglesias que en un filme-tipo del agente 007.

 

        International Treasure

        Ya digo que Howard es un buen realizador, y logra hacer digerible el metraje del filme. Sin embargo, cuando nos damos cuenta de que en el fondo esta The DaVinci code no deja de ser una enésima película de tesoros, uno cae en la cuenta sobre una película muy reciente, pero anterior a ésta, llamada La búsqueda (National Treasure), donde en lugar de Hanks era Cage quien perseguía un secreto bigger than life, y en lugar de los cimientos cristianos eran los masónicos los que se ponían en liza. Aunque aquella película era menos sofisticada que la que nos ocupa, creo sinceramente que era mucho más entretenida que la presente, por cuanto, al menos, tenía la deferencia de no tomarse tan en serio a sí misma.

http://www.imdb.com/title/tt0382625/

 http://www.rollingstone.com/reviews/movie/6658038/review/10345385/the_da_vinci_code

http://www.rottentomatoes.com/m/da_vinci_code/

http://movies.nytimes.com/2006/05/18/movies/18code.html

Todas las imágenes pertenecen a sus autores 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s