EL JARDIN DEL DIABLO

Garden of Evil

Director: Henry Hathaway

Guión: Frank Fenton

Intérpretes: Susan Hayward, Gary Cooper, Richard Widmark, Cameron Mitchell, Hugh Marlowe.

Música: Bernard Herrman.

Fotografía: Milton Krasner y Jorge Stahl jr, en Technicolor

Montaje: James B. Clark

EEUU. 1954. 86 minutos.

 

El legado de un clásico

Henry Hathaway (1898-1985) es un ejemplo paradigmático de realizador forjado en el seno de la industria cinematográfica floreciente en el primer tercio de siglo y que, con tesón, talento y experiencia, logró labrarse la reputación necesaria para convertirse en un director de cabecera para los grandes estudios. Aunque algunos de sus filmes más evocados, como la temprana Tres lanceros bengalíes (The Lives of Bengar Lancer, 1935) o Niágara (1953) no se afilian al western, la verdad es que Hathaway fue un realizador íntimamente relacionado con el género desde sus primeros tiempos (la serie de westerns protagonizados por Randolph Scott para la Paramount entre 1932 y 1934, todos basados en relatos de Zane Grey) hasta el final de su filmografía (Valor de Ley, True Grit, de 1969, recordada por ser la película con la que John Wayne logró su único Oscar). Aunque el western es un género que hoy en día muchos consideran anacrónico, y del que citan a Ford y –a más duras penas- a Hawks, Mann o Walsh, obras como la que aquí nos ocupa, como From Hell to Texas, como North to Alaska, como Nevada Smith, como the Sons of Katie Elder o como How the West Was Won (el primer episodio dirigido por Hathaway), nos llevan a reivindicar el legado de este creador dentro de los márgenes del género por excelencia.

 

Atmósfera

Una de las principales (sino la que más) improntas de estilo de Hathaway tiene que ver con la importancia que en sus relatos cinematográficos ostenta lo telúrico, la inspiración épica que reside en el careo entre personajes y paisaje, o, como en buena medida en esta Garden of Evil, en el enfrentamiento entre éstos subrayados por las adversidades de lo orográfico. La verdad es que en el libreto escrito por Frank Fenton se especifican los peligros de la ruta a esa mina de oro recóndita, escondida entre las montañas de la Baja California –y para más inri, en territorio Apache-, pero es Hathaway, con ese gusto y pericia para la utilización del scope, quien proclama la importancia cabal de ese paisaje. Una perspectiva (un contrapicado algo distorsionado a cada jinete en su caballo) puede mostrar a la perfección la sensación de peligro del escarpado estrecho que bordea una montaña (aunque también funciona a la perfección la idea de guión de que se caiga un utensilio de metal y escuchemos durante un buen rato su sonido conforme va despeñándose), igual que otros peligros (la inminencia de la llegada de los indios) se enmarcan en una panorámica que encapsula una cordillera en su horizontalidad. Hathaway nos propone una exquisita composición de grandes y pequeños espacios a la intemperie, y sabe transmitir la sensación de vértigo, incluso de claustrofobia, que informa los conflictos dramáticos en la vastedad de lo inhóspito (esa ruta perdida, ello enfatizado por el hecho de que el jinete mejicano trate de señalizarla y Leah Fuller, la guía  patrocinadora del viaje, encarnada por Susan Hayward, se dedique sistemáticamente a borrar esas señales). A ello coadyuva la fotografía en Technicolor de dos talentos de la altura de Milton Krasner y Jorge Stahl jr, así como la atmosférica partitura de Bernard Herrman, un genio de la música al que rara vez identificamos con el western, y que aquí rubrica un trabajo excepcional.

 

Ambigüedad

Esta Garden of Evil recuerda, a veces poderosamente, The Naked Spur, el western rodado apenas un año antes por Anthony Mann y en España titulado Colorado Jim. Aunque de un modo más ambiguo y menos asfixiante que en la excelente obra de Mann, el filme aloja en un territorio hostil a diversos personajes que no se conocen entre ellos y que están condenados a entenderse a pesar de las diferencias de personalidad y motivaciones que les mueven, ello en aras a –y aquí el conflicto matriz del relato- lucrarse con el oro de una mina escondida con la excusa de salvar la vida del trampero (el marido de Leah) que ha quedado atrapado en ella. La sustancia aventurera, que en un primer momento identificaríamos como catalizador del relato, pronto esgrime argumentos psicologistas, para encauzar la narración de las dudosa, a veces turbias, razones y los muchos secretos que existen en el seno de la expedición. Los diálogos a veces pecan de demasiado enfáticos pero por lo general son un ejemplo de concisión y precisión descriptivas. Sin embargo, en Garden of Evil a menudo acaba importando más lo que no se dice, porque, a excepción del jugador Fiske (Richard Widmark), charlador por naturaleza, el resto de personajes son más bien lacónicos (Fiske le dice en un momento a Hooker, el ex sheriff encarnado por Gary Cooper, que intentar arrancarle palabras es como intentar hacer sangrar a una piedra). Al tercer buscador de oro involucrado, Luke Daly (Cameron Mitchell), por sus actos pronto le conoceremos –tras un intento frustrado de seducir a Leah, se enfrenta con Hooker-; pero a Leah y al marido de ésta costará más, y será a través de ellos que el relato erige esa ambigüedad a que antes hacía mención: la tensión entre la existencia del amor y el interés por el vil metal en la pareja viene correspondido por la difusa línea que separa la motivación de los tres buscadores de oro, entre el altruismo y la codicia, ese Diablo que se menciona en el título de la película.

http://www.imdb.com/title/tt0047013/

 http://movies.nytimes.com/movie/review?res=9C06E4DD1E31E53BBC4852DFB166838F649EDE

http://mysteryfile.com/blog/?p=1244

http://www.dvdtalk.com/dvdsavant/s2578evil.html

http://www.epinions.com/review/Garden_of_Evil_1954_epi/content_485074046596

http://www.dvdbeaver.com/film/DVDReviews8/gardenofevil.htm

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s