RETORNO A BRIDESHEAD

Brideshead Revisited

Director:Julian Jarrold

Guión:Andrew Davies y Jeremy Block,

basado en la novela de Evelyn Waughn

Intérpretes: Matthew Goode, Hayley Atwell, Ben Whishaw, Michael Gambon, Emma Thompson, Greta Scacchi

Música: Adrian Johnston

Fotografía: Jess Hall

Montaje: Chris Gill

GB. 2008. 121 minutos

 

Agravios comparativos

Julian Jarrolds, el director de esta Brideshead Revisited (y, en puridad, también Andrew Davies y Jeremy Block, autores del libreto) son los blancos perfectos de los agravios comparativos recogidos por esta particular adaptación a la pantalla la célebre obra de Evelyn Waughn (1903-1966). Y no tanto por la comparación con la célebre e insigne obra del literato, sino por el hándicap de esa otra comparación, mucho menos evitable, con la serie de culto realizada en 1981 en el seno de la televisión británica. La Brideshead Revisited televisiva fue una miniserie de once capítulos escrita y producida por Derek Granger y Martin Thompson, protagonizada por un elenco actoral sobresaliente -Jeremy Irons, Anthony Andrews, Diana Quick, John Gielgud, Claire Bloom y Laurence Olivier-, emitida con formidable éxito de público y crítica, que en 1982 se alzó con el premio a la mejor serie dramática por la British Television Academy, y en el año 2000 fue incluida en el número 10 de la lista de los 100 mejores programas de la televisión británica de todos los tiempos según el British Film Institute. Pros y contras, si al director y a los guionistas se les puede acusar de no alcanzar la maestría de la serie (comparación injusta, por tratarse de distintos medios y duración), en cambio la popularidad del título, Brideshead Revisited, aconsejaba esta revisión cinematográfica, razón por la que la BBC Films y otras productoras se embrancaron en el proyecto y efectuaron una inversión bastante generosa.

 

Guión y dirección

Discrepo de comentarios como el que Jordi Costa publicó en El País cuando el filme se estrenó, deciendo que “sin ser completamente desdeñable, (la película) convierte a Waugh en papel pintado. Eso sí, de lujo.”, y me permito romper una lanza a favor de esta versión cinematográfica, atendiendo a dos circunstancias para mí cabales: la primera, que no se detecta un destacable interés por proyectar el sustrato literario a la clase de sentido y sensibilidad embotellada que la industria cree que atrae a un público joven (lo que hubiera sido erróneo, por la carga reflexiva que informa el meollo dramático, pero quizá hubiera patrocinado una mayor potencialidad comercial); la segunda, que el filme no se erige en un mero reader`s digest de la novela, que se atreve a incidir en los sentimientos profundos que en ella habitan, más allá de los meros hechos –encuentros y desencuentros amorosos o relacionales- que los provocan. Dos cualidades, las citadas, que tienen en común el riesgo asumido, algo no tan fácil de encontrar en el cine industrial actual –incluso en el que parte de alta literatura o en los dramas de época- y cuya presencia por lo tanto es objeto de respeto e incluso admiración. En ello tiene mucho que ver la encomiable labor de Davies y Block, que nos ofrecen un material sintético, sí, pero pulido con talento e interés suficiente como para posibilitar lo sugestivo. Y también tiene mucho que ver el hecho de que Jarrold, el realizador de la película, amén de moverse con soltura en el suntuoso entramado de producción, sintoniza bien con ese material pulido que  Davies y Block le ofrecen, por lo que acaban luciendo bien en imágenes buenas ideas del guión (en un caso como el de esta película, y el corte de producción concreto de que participa, se puede sacar a colación la máxima que dice que es más fácil hacer una mala película con un buen guión que una buena película con un mal guión; Jarrold apunta en imágenes, a veces de forma armónica, las profundidades emocionales de la novela de Waughn que los guionistas habían tratado de traducir en texto para ser visualizado).

 

Amor y odio desde la nostalgia

Para aquel no familiarizado con el universo (re)creado por Evelyn Waugh en su novela (y añado el “re” porque se basa en parte en experiencias autobiográficas), decir que el relato narra cómo Charles Rider (Matthew Goode), un joven estudiante de clase media con aspiraciones artísticas, entra en contacto con los Flyte, una familia aristocrática, tremendamente opulenta, marcada por el fervor religioso que la madre y cabeza de familia (Emma Thompson) ha inculcado en sus hijos. Amigo íntimo del joven Sebastian Flyte (Ben Whishaw), homosexual de personalidad cándida y frágil, Charles en realidad está enamorado de su hermana, Julia Flyte (Halley Atwell). La fascinación que Charles siente por la imponente mansión de los Flyte, el Brideshead del título (recreado en la película en el Castillo Howard, en Yorkshire), escenario de sus encuentros y desencuentros con la familia Flyte, arbitra una cascada de reflexiones personales y sociales sobre temas como la amistad, el amor, la búsqueda de la felicidad, la pérdida de la inocencia, el inconformismo, el poder –castrante o no- de la religión, o la decadencia de la aristocracia, temas todos ellos sobre los que –como nos informa la primera secuencia del filme y se rubrica en las últimas, todas ellas que convierten la narración en un flash-back– no se rubrica una tesis  principalmente porque absolutamente todos los hechos están filtrados por unos sentimientos contradictorios, los que atañen a Charles al mirar atrás, quien funde razones de amor y odio en la materia imprecisa y dolorosa de la nostalgia.

 

A la reflexión

Jarrold ya había demostrado en anteriores obras –principalmente La joven Jane Austen– su capacidad para moverse en los entresijos de la alta sociedad victoriana, y en esta particular revisitación del universo de Waughn se mueve de forma voluntariosa entre lo descriptivo (presentación digamos objetiva de escenarios y acontecimientos) y la introspección psicológica (vis subjetiva, la apertura de las puertas de todos esos sentimientos contradictorios). Analizando las imágenes de la película –de metraje extenso pero muy intenso, precisamente por su densidad, que no deja espacio a inflexiones rítmicas-, llama principalmente la atención la elegancia con la que el realizador sabe yuxtaponer el sofisticado   encourage histórico –con imágenes de Oxford, de Londres, de Venecia, de Marruecos, de un transatlántico, así como de innumerables rincones de la mansión de los Flyte- con la constante anotación íntima, canalizada a través de primeros planos en los que se juega con el claroscuro (y conviene sacar a colación aquí la bella fotografía a cargo de Jess Hall, que no se limita al paisajismo), sea con el humo de un cigarrillo, el haz de una vela, o los filtros de luz que se filtran por un ventanal. El hecho de que en esos pasajes íntimos la película active los mimbres de la ambigüedad, acumulando un sinfín de anotaciones que quedarán ahí suspendidas, irresolutas, al juicio/escrúpulo/decisión/sensación/interpretación del espectador, puede a muchos parecerle un defecto, pero yo en cambio anoto como un haber de la película, precisamente porque tomo en consideración la formidable complejidad de imprimir en ciento veinte minutos de imágenes y sonidos la riqueza textual de la obra adaptada. Nadie puede negar la substancial evolución del personaje de Charles, pero tampoco puede sentar cátedra sobre el sentido, la razón y la moralidad de sus pensamientos y decisiones. Cada cual lo evaluará de un modo distinto, cada cual interpretará los múltiples condicionantes según su forma de entender la vida y la historia. Eso es espacio para la reflexión. Eso es riesgo asumido, y superado con éxito por los responsables de la película.

http://www.imdb.com/title/tt0412536/

http://en.wikipedia.org/wiki/Brideshead_Revisited

http://en.wikipedia.org/wiki/Brideshead_Revisited_(TV_serial)

http://rogerebert.suntimes.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20080723/REVIEWS/412160639/1023

http://www.sfgate.com/cgi-bin/article.cgi?f=/c/a/2008/07/25/DDQ411TRG0.DTL

http://blacksheepreviews.blogspot.com/2008/08/brideshead-revisited.html

http://www.film4.com/reviews/2008/brideshead-revisited

http://www.guzmanurrero.es/index.php/Cine/CINE-Y-LETRAS-Retorno-a-Brideshead.html

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s