CHÉRI

Chéri

Director: Stephen Frears.

Guión: Christopher Hampton, según la novela de Colette.

Intérpretes: Michelle Pfeiffer, Rupert Friend, Kathy Bates, Felicity Jones, Hubert Tellegen, Frances Tomelty

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Darius Khondji.

Montaje: Lucia Zucchetti

Francia-GB-Alemania. 2009. 92 minutos.

 

De Laclos a Colette

El primer atractivo de la fachada de esta película de Stephen Frears tiene que ver con la actriz protagonista, Michelle Pfeiffer, que repite con el realizador veinte años después de la celebrada Dangerouses Liaisons, y otra vez en una cinta de las que llamamos “de época”, por mucho que diste un siglo entre esas épocas, y la trascendencia como elemento diferencial que ello tiene –por la vocación de retrato historico-cultural que ambas obras, aunque tímidamente, ostentan-. Sin embargo, a la reunión le falta un tercero en concordia, el guionista Christopher Hampton, que si en la película de 1988 adaptaba el clásico homónimo de Choderlos de Laclos, en esta ocasión pone en solfa argumental una novela homónina escrita en 1920 por Sidonie Gabrielle Colette, escritora francesa a quien los amantes de las etiquetas han tildado de feminista, quizá por razones de lírica y punto de vista, porque el grueso de sus obras –como en este caso, o el de Gigi (1945)- reflejan de un modo apasionado los avatares sentimentales de mujeres.

 

         Cierta liviandad

La película tiene no pocos elementos de interés, relacionados con los aspectos técnicos –el diseño de producción y vestuario, la partitura de Alexandre Desplat-, con la caracterización e interpretación tanto de Pfeiffer como de su joven comparsa Rupert Friend, como principalmente de la (por otra parte proverbial) sapiencia escénica de Frears para ex/imprimirlo todo con gusto. Ello sin embargo, como pueden ver estoy hablando de estilización. A mi gusto, y sin ser una película mediocre, Chéri queda lejos de ser una obra redonda. No le sobran aderezos, pero le falta intensidad. Uno se queda prendado de la esmerada reproducción de la fachada de esa época, pero echa de menos que le escatimen una visión algo más pormenorizada, detallada, descarnada, apasionada y/o lúcida de esa época (de hecho, y sin ser un mal recurso individualmente considerado, la mayor contextualización proviene de la voz over que aparece a modo de prólogo y de epílogo de la función). Y si digo esto no quiero parecer caprichoso, pero entiendo que el material literario se prestaba a ello, o, si lo prefieren, que el hecho de limitar la exposición al terreno dramático puro, de las idas y venidas sentimentales entre los dos personajes protagonistas, agota el interés de la función bastante antes de que el metraje termine, ello y a pesar de ser un metraje corto. En mi opinión –que ya apreciaba algo semejante en la anterior Dangerouses Liaisons, en aquella ocasión más a la contra que aquí-, la labor de Hampton no es del todo satisfactoria, tiene algo de reiterativa y de recreativa (por ejemplo, la importancia narrativa de las joyas, que se queda en lo anecdótico a pesar de pretender lo simbólico), y se queda a medias tintas en su retrato tanto histórico como psicológico (por ejemplo, explota poco, no confundir con sutilmente, el papel del tercer personaje de peso, la madre de Chéri encarnada por Kathy Bates, con posibilidades –malogradas- de ser utilizado para incidir más en el entorno en el que se mueven los personajes, sus valores y carencias), por no hablar de la mirada femenina que informa el punto de vista, que se reproduce con tanto respeto como falta de riesgo. Frears, avezado storyteller, puede sacarle lustre y hasta enfatizar determinados pasajes narrativos y sentimientos, pero su buen gusto en la puesta en escena –de todo punto innegable- no palia las carencias que hallamos en el texto, la cierta liviandad en el tratamiento de algo que intuímos mucho más complejo.

 

         Esos ojos tristes

Frears se entretiene en observar a su actriz con el mismo mimo que le dedicara veinte años antes, y resulta poderoso el modo en que captura la tristeza en esos ojos azules que, tiempo ha, convirtieron a la actriz en una sex-simbol y que, aún hoy, conservan un brillo especial si se sabe mirarla. En la secuencia central, de la boda de Chéri, correlata, por montaje paralelo, la boda de él y los sentimientos de Léa, y juega con habilidad con el punto de vista, encadenando-contrastando la nostalgia en un breve flashback con la realidad que ha llegado inevitablemente, la consumación del amor entre el joven y su joven esposa, que por momentos no sabemos si acaece en realidad o es imaginado por los tormentosos pensamientos de Léa. En las secuencias que transcurren en Biarritz se introduce, también tímidamente, la tristeza en la propia mirada del realizador, al mostrar el rostro de ella recortado contra el mar, o la enfática melodía que subraya su entrada en el vestíbulo del hotel: son ideas que inciden en lo inevitable de la vejez que le sobreviene a Léa, su proceso de desaparición (de ella como del tiempo en que vivió) en marcha desde que perdió a su joven amante y el tiempo, que durante seis años estuvo detenido, empezó a correr en su contra. Son, como decía, ideas aisladas, pero que no acaban de dar el suficiente empaque a la función, probablemente porque el desenlace, que en ocasiones sirve para remontar el vuelo narrativo, es en esta ocasión más bien fláccido.

http://www.imdb.com/title/tt1179258/

http://www.cheri-movie.com/

http://en.wikipedia.org/wiki/Cheri_(film)

http://www.metacritic.com/film/titles/cheri

http://rogerebert.suntimes.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20090624/REVIEWS/906249987/1023

http://www.bfi.org.uk/sightandsound/review/4898

http://www.dvdverdict.com/reviews/cheri.php

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s