FOLLOWING

Following

Director: Christopher Nolan

Guión: Christopher Nolan

Intérpretes: Jeremy Theobald, Alex Haw, Lucy Russell, John Nolan, Dick Bradsell, Gillian El-Kadi

Música: David Julyan

Fotografía: Christopher Nolan

Montaje: Christopher Nolan y Gareth Heal

GB. 1998. 70 minutos

 

Nolan rising

Para quien esto suscribe (que no está solo en su aseveración), Christopher Nolan es uno de los artistas más interesantes que han emergido en la escena cinematográfica durante la primera década del nuevo milenio. Vale la pena, pues, prestar atención a su primer largometraje, esta Following, realizada en 1998, y que tuvo la repercusión necesaria para dejarle realizar Memento, y así ir abriendo nuevas puertas –después llegaría Insomnia– que dieron por situarle en una envidiable posición en el seno del establishment al ser elegido director de las películas de la nueva franquicia de Batman, Batman Begins y The Dark Knight,  dos contundentes obras que certifican, junto con la rodada en el ínterin, The Prestige, que existe una fórmula para compaginar la satisfacción de las expectativas comerciales y el mantenimiento de una propia idiosincrasia tanto en lo visual como en lo temático. Una fórmula en este caso basada en el equilibrio entre riesgos asumidos y depuración narrativa, o, dicho de otra forma, en tener las ideas muy claras y la endiablada habilidad de exponer lo complejo, a veces espinoso, o incluso amargo, de una forma atractiva para el espectador.

 

Amateur

Nolan filmó Following con sólo veintiocho años. Un año antes había dirigido la que está acreditada como su primera obra, un cortometraje de tan sólo tres minutos de duración titulado Doodlebug, en el que, a través de lo que parece un sombrío homenaje a The Incredible Shrinking Man, se nos muestra a un personaje siendo acorralado y después aniquilado por su propia paranoia. Para darle forma a este su primer largo (aunque la película sólo dura sesenta y nueve minutos, inferior al estándar de hora y media), el cineasta rodó de manera similar a como lo hizo Peter Jackson con su Bad Taste, durante los fines de semana, en este caso de un año entero, con actores desconocidos a los que simplemente les pidió que no abandonaran la ciudad ni se cortaran el pelo.

 

Entre Mamet y Hitchcock

Apuntaba Joaquín Vallet Rodrigo en su crítica de la película aparecida en la web de cinearchivo.com, que Following, “en esencia, anuncia la poderosa personalidad del resto de las películas que Nolan realizará en los años siguientes”, afirmación que cabe suscribir tanto desde el punto de vista formal como en lo que concierne a las razones temáticas que el cineasta pone en la picota. Nolan narra un ardid heredero de los códigos narrativos del cine negro en su vertiente más intimista o psicológica, pues refiere los avatares de un joven (al que en algún momento escuchamos ser llamado Bill) que se encuentra entrampado en una sofisticada maquinación que dos personajes a los que creyó conocer por azar han preparado contra él por razones espurias. La trama, sencilla en su definición pero que se sofistica con habilidad merced del collage narrativo, de todo punto cartesiano, propuesto por el cineasta –lo que anticipa el gusto del realizador por jugar con el orden cronológico en sus obras, y en concreto puede verse como un apunte de la ulterior The Prestige–, apunta a dos temas canónicos de dos autores que guardan muchos puntos de referencia con la filmografía de Nolan: por un lado las tramas de engaños y “cazadores cazados” propias de David Mamet, y por otro los relatos sobre la falsa culpabilidad que cualquier cinéfilo del mundo asocia con el gigante Hitchcock.

 

Implicación

La película está filmada en un áspero blanco y negro, el relato erigido de la concatenación de cortas y a menudo entrecortadas set-piéces, de puesta en escena que casa la descripción intuitiva del steadycam (al mostrar acciones y reacciones de personajes) con el gusto por el detalle en la plasmación de escenarios y objetos (que actúan como mecanismos de identificación, en otra idea que con el tiempo devendrá constante narrativa del artista). Esas diversas estratagemas le confieren al director las riendas, el control absoluto, de los elementos puestos en la picota narrativa. Pero más que lo habilidoso que pueda resultar ese ardid argumental que sustenta el relato, Following atesora una fuerza inclemente, un tono que parte de lo desorientado (la magnífica idea del follower o shadower, un escritor sin ideas que, para inspirarse, decide mezclarse entre la gente y seguir a cualquiera que se cruce en su camino) y va derivando hacia lo claustrofóbico y lo sórdido. Como sucede después con los protagonistas de Memento, Insomnia o The Prestige, Nolan toma un sutil partido moral por los personajes puestos en liza, una apariencia de frialdad en su retrato que en realidad acaba enfatizando todo el aparato psicológico (y los pliegos alegóricos) que late en su devenir dramático. En este caso, y dejando a cada cual alcanzar sus propias conclusiones, a mí me dio por pensar que el artefacto narrativo funciona bien como representación de los peligros inherentes a esa inspiración que busca todo artista, inspiración que equivale a implicación con el universo creado, e implicación que, en ocasiones, resulta de todo punto dolorosa. 

http://www.imdb.com/title/tt0154506/

http://www.variety.com/review/VE1117912820.html?categoryid=31&cs=1&p=0

http://www.sfgate.com/cgi-bin/article.cgi?f=/c/a/1999/07/02/DD75346.DTL

http://homecinema.thedigitalfix.co.uk/content.php?contentid=5741

http://www.dvdverdict.com/reviews/following.php

http://www.screenfanatic.com/following-film-review/

http://www.cinearchivo.com/site/Fichas/Ficha/FichaFilm.asp?IdPelicula=72928

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Anuncios

3 pensamientos en “FOLLOWING

  1. Buenas tardes, Sergi:

    Primero de todo, felicidades por el blog y por el comentario. Comparto tu admiración por la obra de Christopher Nolan, para mí sin duda el mejor cineasta de su generación y uno de los mejores del momento. Pienso que “Following” es una ópera prima ejemplar, que con poco metraje y dinero demuestra un talento incipiente pero muy prometedor. De hecho creo que en esta película, como muy bien insinúas en tu crítica, se halla el germen de lo que posteriormente será “Memento”, especialmente en lo que se refiere al desorden cronológico de los hechos (si bien en “Memento” este recurso está más justificado al meternos en la piel de un hombre incapaz de crear recuerdos nuevos). Sin duda una película muy interesante.

    Saludos.

    P.D.: Espero con mucha ilusión “Inception”.

  2. Pingback: INTERSTELLAR | Voiceover's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s