LA FAMILIA SAVAGE

The Savages

Director: Tamara Jenkins

Guión: Tamara Jenkins

Intérpretes: Laura Linney, Philip Seymour Hoffman, Philip Bosco, Peter Friedman, David Zayas, Gbenga Akinnagbe

Música: Stephen Trask

Fotografía: W. Mott Hupfel III

Montaje: Brian A. Kates

EEUU. 2007. 114 minutos

 

Cargas familiares

La Fox Searchlight Pictures, división inferior de la 20th Century Fox, auspicia este segundo largo de la escritora y realizadora Tamara Jenkins, diez años después del estreno de su opera prima, Slums of Beverly Hills. Desconozco si basada en experiencias personales (da la impresión de que sí, por su marcada carga solipsista), la película describe el reencuentro de un anciano enfermo, Lenny Savage (Philip Bosco), con sus dos hijos treintañeros, Jon (Philip Seymour Hoffman) y Wendy (Laura Linney), reencuentro forzado por las circunstancias, ya que la que fuera pareja sentimental de Lenny fallece y la familia de ésta deniega hacerse cargo del anciano, tanto por motivos económicos como por la difícil convivencia que ocasiona la enfermedad que padece, demencia. Tras dos décadas sin haber convivido con él, Jon y Wendy son súbitamente arrancados de su Nueva York y de sus existencias algo desnortadas y esencialmente neuróticas para hacer frente común y ocuparse de su padre anciano durante los últimos meses de su vida.

 

Corsés del indie-industrial

La propuesta de The Savages, pues, nos ubica en uno de los escenarios canónicos de una facción cada vez mejor definida del actual cine norteamericano, la que pretende sintetizar algunos motivos temáticos del bastante descalabrado cine indie (en su acepción original, me refiero) bajo formatos elaborados por las majors, por mucho que se trate de esos departamentos llamados inferiores, donde supuestamente cabe una mayor libertad creativa en contraprestación con un menor presupuesto. Ya digo que no estoy nada de acuerdo con esa aseveración bastante extendida, y aunque opino que hay que analizar cada argumento, cada obra, cada cineasta, para extraer conclusiones concretas, esta The Savages me parece una (ya) enésima demostración de que esa presunta libertad creativa tiene sus corsés, y que esas “divisiones inferiores” se mueven a la búsqueda de un determinado mercado, con lo cual las reglas industriales se siguen utilizando, con criterios no intercambiables pero que obedecen a parejas lógicas que las del cine mainstream. Por eso decía que The Savages nos sitúa en uno de los escenarios canónicos de este cine indie-industrial, cual es la descripción de catarsis sentimentales propiciadas en un seno familiar en proceso de reformulación constante. Una temática que emparienta a muchas de estas obras también en su trascripción tonal, buscando una suerte de equilibrio entre el trasfondo dramático (a veces, incluso trágico) y su exposición en clave desenfadada, como en este caso irónica, en otras hilarante. Y temáticas y tonos comparten un sentido, el que se les presupone a este tipo de obras, y que no tiene tanto que ver con la libertad formal (por ello quedan lejos de estos baremos los autores de culto de antaño, los Jarmusch, Hartley y demás), con algo en realidad mucho más encorsetado, ya desde su propio y falaz enunciado, el cierto afán de verismo y/o severidad en el análisis de las relaciones humanas. La Historia del Cine pondrá en su lugar y contexto este movimiento, insisto, planteado desde la propia industria para buscar otros mercados más minoritarios pero igualmente identificables. Veremos si su trascendencia está relacionada con lo sociológico, como así nos indican sus planteamientos, o si esos parámetros de trascendencia se hallarán más bien en otras latitudes geográficas u otros formatos cinematográficos (el mismo mainstream, por ejemplo, o el cine de género) o no (las series televisivas). En cualquier caso, y sin necesidad de perspectiva, planteados así los términos, a uno le cuesta cada vez más moverse en el entramado ideológico que (indefectiblemente) mueve a la industria norteamericana, las razones que, más allá de los réditos o riesgos económicos, pretenden esgrimir.

 

Treinta y tantos

Centrándonos en una, esta película concreta, si visitamos la web de la Fox Searchlight se nos describe la temática del filme con enfática fórmula: “Enfrentados con una agitación total y luchando por la manera en que deben hacerse cargo de los últimos días de su padre, (los dos hermanos protagonistas) se encuentran confrontados con el significado de la vida adulta, la familia y, lo más sorprendente, lo que significan el uno para el otro”. Tal vez así sea, ésa sea la tesitura en la que se hallan Jon y Wendy Savage; sin embargo, no es lo que Tamara Jenkins ha conseguido (o tal vez ni pretendido) contarnos en esta The Savages, una película que se entretiene en el relato de lo cotidiano para describir con cierto detalle a un único personaje (Wendy), quedando el otro (Jon) más bien como comparsa, a partir de lo cual la guionista y directora levanta acta de una determinada noción contemporánea sobre la crisis de la mujer de treinta y tantos (más en el aparato emocional que en el profesional, pues está mejor trazado), quien, quizá fruto de su propia independencia, se ha quedado sin asideros en los que cobijarse (formar una familia, tener un trabajo estable), viviendo anclada a la promesa cada vez más difusa de la propia felicidad y trascendencia. Y si la caligrafía cinematográfica de Jenkins no fuera tan formularia (y no se perdiera en estampas vacuas, como los simbolismos obvios de los escenarios enfrentados), quizá hubiera podido llegar a trasladar el retrato del looser que el cine lleva años certificado al espacio femenino, algo así como una versión desglamourizada y a ras de suelo del prototipo neurótico que la serie Sex and the City proponía (y devoraba en sus propias galas). The Savages podría haberse titulado Wendy Savage y hubiera podido ofrecernos algo distinto, algo atractivo. En su lugar, una obra apaisada, que pretende sin éxito basar su eficacia dramática en lo implosivo, ocurrente en pocos pasajes, tópica en la mayoría, superficial a la postre. Todo ello, eso sí, matizado por tres buenas interpretaciones de actores solventes.

http://www.imdb.com/title/tt0775529/

http://www.foxsearchlight.com/thesavages/

http://www.rottentomatoes.com/m/savages/

http://www.metacritic.com/film/titles/savages

http://movies.nytimes.com/2007/11/28/movies/28sava.html

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Anuncios

2 pensamientos en “LA FAMILIA SAVAGE

  1. Hola!!

    Permíteme presentarme soy Gillian Administradora de un par de webs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos y el diseño me gusta. Me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme

    Éxitos con tu blog.

    Gillian Silva
    gilixitana@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s