GA’HOOLE: LA LEYENDA DE LOS GUARDIANES

 

Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole 

Director: Zack Snyder

Guión: John Orloff y Emil Stern, según las novelas de Kathryn Lasky

Intérpretes: Emily Barclay,  Abbie Cornish,  Essie Davis,  Adrienne DeFaria,  Joel Edgerton, Deborra-Lee Furness

Música: David Hirschfelder   

 Montaje: David Burrows

EEUU. 2010. 90 minutos

 

Snyder

Tras su megalómana Watchmen, hay quien opina que Zack Snyder quiso darse un respiro con este proyecto menor, y sin duda diferente, Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole. Bien al contrario, soy de la opinión que Snyder da, con este nuevo título, un paso adelante más en su filmografía, básicamente por el riesgo asumido (que le ha valido muchas críticas despiadadas), en sintonía con la continuación en su definición de intereses creativos (tenerlos ya es en sí mismo noticia en el adocenado cine fantástico mainstream) y fórmulas en las que encajan sus virtudes como storyteller. Y aquí cabe hablar de géneros y de formatos. Porque si Dawn of the Dead, 300 y Watchmen son, por un lado, una cinta de terror, otra de acción épica con aderezos péplum y una fantasía distópica y crepuscular de superhéroes, esos tres títulos también pueden verse como, también respectivamente, una concienzuda actualización de un tema canónico del género –y de la mirada de su creador definitorio, George A. Romero–, y dos ilustraciones muy icónicas de sendos cómics, los homónimos de Frank Miller y Alan Moore, que precisamente hallan sus diferentes naturalezas en las muy diversas estéticas preconizadas por uno y otro maestros del Noveno Arte (y los ilustradores de cada obra, Lynn Varley y Dave Gibbons). Pues bien, con esta Ga’Hoole le toca el turno a una fantasía de aventuras de las de toda la vida, pero, al mismo tiempo, a una cinta que explora las posibilidades expresivas del 3-D en el formato de la animación digitalizada (concepto que, como muy atinadamente apunta Tomás Fernández Valentí en su crítica de la película publicada en la revista Dirigido por… de noviembre de 2010, cada vez será menos discernible de la acción real digitalizada).

 

Fábulas de Kathryn Lasky

Película a priori para niños (expresión que a veces hallo inmerecida, por reduccionista y por sus connotaciones aún negativas, y en otras, como ésta, casi llega a parecerme molesta), Ga’Hoole ilustra para el cine y con las ultimísimas tecnologías del cine de Hollywood los tres primeros volúmenes de una serie de novelas fantásticas escritas por Kathryn Lasky (compuesta por quince títulos, amén de diversos spin-offs y demás relatos ubicados en su universo), que se centran en las aventuras de Soren, un joven búho del bosque de Tyto (el bosque vendría a ser la procedencia o nacionalidad), que descubre el plan de una comunidad bélica, los Puros, para tiranizar el reino de los búhos, razón por la que acude al Gran Árbol Ga’Hoole, donde residen los guardianes del orden y la paz establecidas, para solicitar ayuda y, de paso, conocer al que antaño fue el más grande de los guerreros, Lyze de Kiel, ahora un huraño pero sabio anciano que se hace llamar Ezylryb. Se trata, por supuesto, de una clásica fábula en la que se arbitran cuestiones relacionadas con mitos y leyendas, canalizadas en la clásica lucha entre el bien y el mal, o entre la luz y las tinieblas, esa maldad y oscuridad en este caso encarnado por ese clan, el de los Puros, que ya en su propia denominación encarrilan una alegoría más contemporánea pero no menos habitual, cual es el reflejo del nazismo (aunque, por supuesto, la metáfora puede ser extendida a cualquier totalitarismo).

 

A vista de pájaro

Algo en realidad tan obvio en como la naturaleza alada de los protagonistas –búhos y lechuzas de diversas edades, formas, colores y tamaños– es una plataforma idónea para la exploración de las posibilidades que ofrece el formato tridimensional en aras a la expresividad y la espectacularidad (dos conceptos que no deberían ir desligados, algo que Snyder comprende bien). En ese sentido, creo que la literal vista de pájaro que propone Ga’Hoole, con esos personajes surcando los cielos, alzando y descendiendo altura constantemente, y trasladándose por paisajes cambiantes, da de resultas una película de valiosa aportación al work in progress en la materia del 3D que  actualmente lleva a cabo la industria. Snyder es uno de esos directores que, por mucho dinamismo que impriman a las imágenes por los movimientos de cámara y el uso del montaje, se preocupa muy honestamente (quiero decir que no hacerlo es deshonesto, sí) por intentar dejar clara la cuestión cinética tanto como la percepción clara de lo que está aconteciendo en imágenes. En ese sentido, implementa en el formato en el que se mueve diversas técnicas ya utilizadas en anteriores obras suyas, caso de la constante atención al entorno físico para interpretar el tono y lo dramático, o, a nivel estrictamente formal, el llamado efecto bullet-time (técnica que cuando se utilizaba bien en Watchmen servía para utilizar la referencia a una viñeta concreta de su sustrato como vía para el subrayado de una idea, y que en esta Ga’Hoole, sin olvidar el detalle espectacular o el mero apunte estético, sirve para coreografiar con más precisión las secuencias de batalla). En el debe del relato hallamos una acumulación excesiva de momentos climáticos, algo que probablemente tiene que ver con las exigencias de corta duración de la película, pero que en todo caso confunde en una misma tonalidad cuestiones más cabales de otras secundarias, e incluso da pie a ciertas inconsistencias argumentales (v.gr. el enfrentamiento o pugna entre los hermanos, y la reacción del protagonista tras su finalización); lo anterior también puede tener que ver, como causa o como efecto, con la sensación de cierta mecanicidad y carencia de matices que deja la épica partitura compuesta por David Hirschfelder (comentario aparte merecería la inclusión del videoclip-canción pop pegadiza, herencia sobretodo de la pauta marcada por los filmes de Shrek, recurso con presunto gancho comercial que ya parece tristemente obligado para determinado tipo de películas, y que aquí se me aparece como de todo punto inapropiado).

 

Mitos

Del guión de la película llaman la atención, por esforzadas y a veces felices, las constantes referencias a locuciones o expresiones relacionadas con las aves, que juegan a literalizar la metáfora (como puede ser hablar de “alzar el vuelo” o acusar a alguien de “estar tocado del ala”, por poner dos de muchísimos ejemplos que se van recolectando durante el metraje). También es llamativo que, sin mostrarse explícito en la violencia, el filme no obvie la plasmación de los detalles sórdidos relacionados con las maldades de los Puros y las actividades que desarrollan en su fortín (véase a esos búhos a los que se ha dejado ciegos, los rastros de violencia en el rostro semiescondido del gerifalte, o, por todo, véase la ominosa atmósfera y las sombras que definen el inhóspito lugar). Ese argumento da alas a aquéllos que acusan la película de no ser apropiada para niños. En mi caso, como no considero eso una crítica a lo que la película ofrece en términos cinematográficos, añadiré que lo más interesante de la historia, y bien cierto lejos del alcance de lo que los niños puedan conscientemente asimilar, se halle quizá en los vínculos que establece entre la realidad y sus mitos, haciéndolos cohabitar en el relato (Soren conoce a su héroe o referente mitológico) con todo lo que ello implica (ese viejo arisco en el que se ha convertido el luminoso caballero), ello corolado en esa secuencia (que nos recuerda a una del desenlace de la versión extendida de El Retorno del Rey, última parte de la trilogía de El Señor de los Anillos, de Peter Jackson) en la que el que fuera el indómito guerrero Lyze de Kiel le muestra al joven aprendiz los diversos manuscritos que contienen la crónica de esa épica que el propio guerrero escribió y Soren ha recibido por tradición oral (y en cuya explicación también marca la distancia que existe entre mito y realidad, cuando el provecto búho le confiesa a su discípulo que la guerra, básicamente, es algo pavoroso).

 http://www.imdb.com/title/tt1219342/

http://en.wikipedia.org/wiki/Guardians_of_Ga’Hoole

http://legendoftheguardians.warnerbros.com/

http://www.metacritic.com/movie/legend-of-the-guardians-the-owls-of-gahoole

http://www.cineyletras.es/Criticas/qgahoole-la-leyenda-de-los-guardianesq-2010.html

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

Anuncios

Un pensamiento en “GA’HOOLE: LA LEYENDA DE LOS GUARDIANES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s