GRANDES ESPERANZAS (2012)

Great Expectations

Director: Mike Newell

Guión: David Nicholls, según la novela de Charles Dickens

Música: Richard Hartley

Fotografía: John Mathieson

Intérpretes:  Toby Irvine, Helena Bonham Carter, Ralph Fiennes, Jason Flemyng, Robbie Coltrane, Ewen Bremner, Jeremy Irvine, Holliday Grainger

GB. 2012. 132 minutos

La versión del 200º aniversario

 Título referencial incluso en el seno de la obra de Charles Dickens, a quien no temo ubicar entre los más grandes escritores de la literatura universal, es lógico que el cine vuelva una y otra vez sobre “Grandes Esperanzas”. Posiblemente la más recordada sea la versión que en 1946 filmó David Lean, pero son muchas las adaptaciones que de la obra se han llevado a cabo, sea en formato cinematográfico o televisivo-mini serie. De hecho no hace tanto que Alfonso Cuarón dirigiera una versión hollywoodiense protagonizada por Ethan Hawke, Gwyneth Paltrow y Robert De Niro. Fue en 1998. En 2012, y en el marco de las diversas conmemoraciones del 200º aniversario del nacimiento de Dickens, la BBC nos propone esta otra adaptación, que viene firmada por el artesano Mike Newell, firmante de títulos tan variopintos como Cuatro bodas y un funeral, Donnie Brasco, Harry Potter y el cáliz de fuego  o Prince of Persia.

 

Legítimamente se puede contemplar con cierta condescendencia una película que supone la enésima adaptación de un superclásico; no es mi caso, que me gusta apreciar precisamente qué pueden aportar diferentes cineastas en diferentes épocas a una misma y gran historia. Y la verdad es que esta versión de Newell es, por lo menos, bastante superior a la -ciertamente descafeinada- que firmó Cuarón. Es más atmosférica, está filmada de forma elegante, cuenta con un guión que no por sincrético deja de estar bien estructurado, y cuenta con diversas interpretaciones interesantes, principalmente las de Ralph Fiennes, Helena Bonham Carter  y Robbie Coltrane.

 

Sucede sin embargo que, quizá por la esmerada caligrafía demostrada tanto por el guionista como por el realizador, pasada la primera hora de metraje -lo mejor del filme es sin duda su arranque-, uno empieza a tener la engorrosa sensación de, precisamente eso, estar viendo una traslación del clásico tan aplicada que le falta sustancia propia y algo de fuelle dramático. Todo lo anterior no empece que esta sea, por ejemplo, una buena puerta de entrada al relato de Dickens para nuevas generaciones de espectadores. Aunque desde aquí les recomiendo que, si les gusta esta versión Newell, corran a buscar y visionar el clásico de David Lean, para comprobar cómo un gran relato también puede ser escrito con grandes letras cinematográficas.

http://www.imdb.com/title/tt1836808/?ref_=sr_1

http://frontrowfilms.co.uk/cinema-soon/november-2012/3890-great-expectations.html

http://www.theartsdesk.com/film/great-expectations

Todas las imágenes pertenecen a sus autores

CUATRO BODAS Y UN FUNERAL

Four weddings and a funeral

Director: Mike Newell

Guión: Richard Curtis.

Intérpretes: Hugh Grant, Andie McDowell, James Fleet, Simon Callow, John Hannah, Kristin Scott Thomas, David Bower

Música: Richard Rodney Bennett.

Fotografía: Michael Coulter

Montaje: Jon Gregory

GB. 1994. 116 minutos.

       

Comedia insignia

        Que en los últimos tiempos se hiciera cargo de la cuarta entrega de la franquicia de Harry Potter viene a demostrar que el británico Mike Newell es un viejo zorro, un realizador pactante, lo que algunos llamarían un artesano, que puede asumir proyectos bien diversos –a modo de ejemplo, encajemos en su ecuación filmográfica Donnie Brasco– y accionar las teclas precisas para no quemarse con productos demasiado personales y que corran riesgos comerciales. Newell, formado en el campo televisivo británico en los años 60 (donde se labró una más que prolífica filmografía), alcanzó notoriedad internacional –y dio el salto a Hollywood- con esta comedia referencial de una cierta forma (rápidamente convertida en simplona y estereotipada hasta el paroxismo) de concebir el género, en su vertiente romántico, e industrial. Puede decirse que el filme (en realidad, su éxito) es responsable (pues acuñó la fórmula) del ulterior advenimiento, en el seno de la cinematografía anglosajona (no sólo hollywoodiense, también británica) de filmes como  Novia a la fuga, La Boda de mi mejor amigo, Notting Hill , Love Actually (estos dos últimos escrito el primero y dirigido el segundo por Richard Curtis) u otros tantos (demasiados) títulos análogos que fueron proliferando en los años noventa (y siguen coleando). Eso no significa que esta Four weddings and a funeral sea un bodrio de semejante calaña, que no lo es.

 

Puesta al día

        Y es que en realidad, lo más curioso del caso, es que nos hallamos ante una película sin mayores ínfulas, que si logró romper taquillas fue merced de de su cierta, suave incorrección british en la puesta al día de los postulados de la comedia romántica clásica. Así, lo más interesante del filme radica en la efervescencia y jocosidad de sus diálogos, y en el inmenso partido que Newell logra sacar a sus intérpretes, especialmente el atolondrado Grant (que no dejó de interpretar ese papel durante muchos años). Esos elementos, y un funcional sentido de la progresión narrativa, logran que el visionado del filme sea liviano, gratificante en su falta de pretensiones, y, a la vez, acabe erigiéndose, más allá de sus propósitos aparentes y de su obligado happy end, en una lúcida radiografía de una generación, tanto o más inteligente que la mucho más estirada y pretenciosa llevada a cabo poco después por Kenneth Brannagh con su Peter’s Friends.

 http://www.imdb.com/title/tt0109831/

http://www.movie-locations.com/movies/f/4wandf.html

http://www.rottentomatoes.com/m/four_weddings_and_a_funeral/

http://www.britmovie.co.uk/films/Four-Weddings-and-a-Funeral

http://www.filmaffinity.com/es/film127199.html

Todas las imágenes pertenecen a sus autores