LULU ON THE BRIDGE

Lulu on the bridge

Director: Paul Auster

Guión: Paul Auster.

Intérpretes: Harvey Keitel, Richard Edson, Don Byron,

 Kevin Corrigan, Mira Sorvino, Vanessa Redgrave.

Música: John Lurie y Graeme Revell   

Fotografía: Alik Sakharov   

Montaje: Tim Squyres   

EEUU. 1998. 103 minutos.

 

Austerianas

Como no podía ser de otra manera, para la puesta de largo cinematográfica (y en solitario) del a menudo brillante escritor Paul Auster, éste quiso llevar a cabo una de sus piruetas narrativas características, incardinables en lo que se ha venido en llamar realismo mágico (subgénero literario que, al menos en su versión anglosajona contemporánea, Auster abandera con narraciones como La Trilogía de Nueva York o El Palacio de la Luna). A la habitual presencia del azar quiso anudarle para la ocasión un elemento fantástico, materializado en esa piedra luminosa, que al autor le sirve para dar timón hacia las opciones dramáticas que le interesan –quizás apreciando que la vehiculación cinematográfica podía ser más proclive a dicha posibilidad del elemento fantástico que a una mera traslación de sus ingenios textuales-. Y un tercer elemento en el conglomerado temático de esta Lulu on the bridge, igual de cabal que los restantes para el análisis del filme, y que se explica por el ya conocido gusto de Auster por las narraciones clásicas: la historia que Auster nos narra, sin perder sus eminentes señas de identidad, juega continuamente, efectuando las pertinentes variaciones que su historia precisa, con el personaje mitológico de Pandora, y con la obra teatral que Frank Wedekind rubricara a principios del siglo pasado sobre ese personaje mitológico de raigambre prometeica. Teniendo en cuenta que Auster maneja todas esas piezas temáticas para extraer una lírica y personalísima parábola sobre algo tan trascendente como el sentido de la vida, debemos aplaudir el libreto del escritor/realizador, que da muestras de que su capacidad de (in)genio pueden trascender las letras de la novela para acceder al terreno (tan diferente) del guión cinematográfico.

 

El talento de un director de Cine

Sin embargo, debe decirse que la puesta en escena de Auster no consigue estar a la altura de la calidad del argumento. A pesar de rodearse de un encomiable elenco actoral y de un equipo técnico que cuenta con valores tan innegables como el del músico John Lourie, Auster no consigue transpolar en imágenes las emociones bigger than life que su historia certifica: para empezar, el montaje de la película no es nada satisfactorio, y el juego secuencial del desarrollo por separado de los personajes de Izzy y de Lulú lleva a la enojosa sensación de estar aminorando la intensidad dramática de cada segmento por separado; el ritmo deliberadamente pausado que Auster imprime a algunas secuencias no consigue enfatizar las emociones en boga, sino llega a producir cierta arritmia, o incluso a tener el contrario e indeseado efecto de diluir el empaque dramático.  Con y por ello, a mi humilde parecer, la historia de Lulú en el puente se queda en el ámbito de lo apreciable, pero queda la triste sensación de haber perdido una oportunidad de hacer algo mucho más grande. Te quedas con ganas de ver qué hubiera podido rubricar un director experimentado en el territorio del drama –por inclasificable que sea el drama de Auster.

http://www.imdb.com/title/tt0125879/

http://www.arrakis.es/~maniacs/Lul1.htm

http://www.bluecricket.com/auster/links/lulu.html

 http://www.answers.com/topic/lulu-on-the-bridge

http://www.dvdverdict.com/reviews/luluonthebridge.php

Todas las imágenes pertenecen a sus autores